Archivo de la etiqueta: Decoración

Empecé marzo con la alegría de recibir a mis primeras alumnas. Sus primeras piezas conmigo ya están casi acabadas. Aquí tenéis una muestra.

 

MUCHO MEJOR EN PLATA

Tenemos dos piezas muy distintas en cuanto a uso y estilo y un mismo lugar reservado para ellas. Habrá que conseguir que se entiendan!

En principio no lo tenemos muy claro así que vamos a ir lijando, matando la carcoma, y resolviendo algún que otro desperfecto.

Seguimos pensando qué hacer, parece que tenemos claro que queremos una tapicería de color intenso ¿quizá rojo? ¿y si lo combinamos con plata? Todo a su tiempo.

Costaba mucho trabajo subir y bajar la persiana así que desmonté la tapa, desmonté parte de las guías y froté la madera con jabón tradicional ( el Lagarto de toda la vida) tanto la persiana como las guías. Este truco sirve también para cajones de madera que se atascan.

En el caso del secretaire, esmalté primeramente con un color gris que sirviera de base al acabado plateado. El sillón simplemente lo lijé “un poco” porque el color oscuro es una base estupenda para la plata.

A continuación cera, muñequilla y mucho brazo.

¿Que cómo ha quedado el sillón? No sé, vamos a ver!

Le curamos la carcoma, reparamos las cinchas, renovamos los rellenos…

rrdscf9573rrdscf9572

Como veis la pared de piedra sobre la que iban a estar tiene bastante protagonismo. Era importante encontrar un acabado que pusiera la guinda a la decoración de este salón en el que ya tenemos un recurso que focaliza la atención.

¿Creeis que se han entendido?

 

 

SILLA DE RECIBIDOR

Comenzaré el año con un trabajo sencillo pero que a mí me gustó mucho por la coherencia y satisfacción de mi cliente. Resulta una experiencia preciosa cuando el diálogo y el intercambio de ideas con un cliente desemboca en un resultado satisfactorio. No siempre es posible pero, sólo con que el destinatario tenga alguna idea clara en la que basarnos, podemos ayudarle a encontrar lo que busca.

En este caso la premisa era volver al color madera y quedarnos en tonos claros y , si era posible, conseguir un toque moderno.

 

La pieza con la que trabajamos es esta silla de recibidor, regalo de familia, con el respaldo tallado y  patas torneadas.

La primera tarea fue decapar y retirar la pintura oscura. En las zonas de labra nos ayudamos con un cepillo de bujía, con mucho cuidado para no rallar la madera.

Se aplicó el consabido tratamiento anticarcoma, de forma preventiva, y una capa de tinte para madera color roble claro. Sobre el tinte se aplicó una capa de tapaporos, lija fina, nueva capa de tapaporos y una cera de patinar color blanco.

En las zonas con decoración se aplicó la cera con pincel para asegurarnos de que penetraba en todo el dibujo.

En el resto de la silla se aplicó la cera con muñequilla de lana.

Y el resultado es una silla antigua con un toque actual que quedará preciosa en cualquier rincón.