Archivo de la etiqueta: blanco

“Pero es que ya no me pega”

Eso me dijo esta clienta que acaba de reformar su casa “no lo quiero tirar pero ya no pega con nada”

Después de visitarla y charlar un rato vimos qué camino podíamos tomar.

1RIMG_20180313_102728

Empecé retirando las molduras, que creo que le daban un aire muy clásico. Además en este caso tenían bastante altura y me resultaban barrocas.

Un poco de lija e imprimación blanca, dos capas y lija entre  ellas.

Un inciso. La mayoría de mis alumnos, en sus primeros días, me preguntan por qué lijar, todos han oido hablar de productos con los que no hace falta lijar. Bien, mi modesta opinión es que uno debe pensar primero qué quiere hacer, qué acabado busca y en qué condiciones está el mueble del que parte.

Si un mueble tiene varias capas de pintura, si tiene residuos de ceras y siliconas (procedentes de los productos de limpieza) si tiene el proro cerrado gracias al acabado anterior LO SIENTO MUCHO, HAY QUE LIJAR. La diferencia es difícil de mostrar en una foto pero os puedo asegurar que el resultado es bien distinto.

Sigamos: Pinté con pintura tipo tiza blanca, el número de capas varía según la zona, unas dos o tres capas.

Con pintura color bronce pinté en las zonas con relieve y retiré el sobrante con un paño. Las molduras las pinté con el mismo color aplicado con esponja.

1RTIRADORES (2)

Limpié los tiradores con un cepillo de bujías.

1RFINAL TALLER (2)

Y decoré las puertas con unas flores de papel de arroz y una plantilla también con el color bronce.

He protegido todo el trabajo con barniz al agua aplicado en varias capas.

Y así ha quedado.

GLAMOUR EVERYWHERE

Encontré esta pieza abandonada, supongo que porque sufría un pequeño ataque de carcoma. Me pareció muy interesante, aunque no sea una antigüedad, y me la llevé.

Traté la carcoma con inyecciones de Red Demon, encolé algunas piezas sueltas y lijé la pieza.

Apliqué dos capas de imprimación blanca y empecé a decorar.RDSCF1178

Una veladura en color bronce, una vez seca se deja chorear un color más claro y se golpea con una bolsita de algodón cargada con pigmento del color que se prefiera.

Se consigue así un cierto efecto mármol.

Unos toques de pan de oro aplicado con mixtión al agua. Con aspecto desgastado.

Y malla de azulejo para el sobre.

final escaparate

NO TIRES ESA OLLA!!!!!!

DSCF1050

Oh, las ollas de mi abuela. Es verdad que ya no cocinamos con ellas, hasta la olla expres se ha quedado antigua. Ahora utilizamos robots de cocina y microondas y nos parece imposible pasar toda la mañana vigilando una olla.

¿PERO LAS VAS A TIRAR? ¿EN SERIO?

Estas ollas son de un material excelente, conservan el frio y el calor de maravilla. Yo las he probado en una placa de inducción ¡y funcionan! para algo son de hierro.

Pero no vamos a cocinar.

DSCF1095
Cubitera es sólo un ejemplo.

Vamos a darles una capa de imprimación todo terreno y dejar volar nuestra imaginación y nuestras ganas de experimentar.

IMG_20170719_122425

Aquí dí una capa de pintura efecto tiza blanca, coloqué unos adornos de papel de arroz. Una vez seco una capa de violeta, también con pintura efecto tiza, desgastado con un trapo. El acabado lo dí con cera color café.

DSCF1072

Un collage de periódico, adherido con cola, una capa de pintura azul como pátina y unas plantillas en blanco y negro.DSCF1048

Base con acrílico gris oscuro, efecto craquelado en blanco, una plantilla de guirnaldas y algunos toques blancos con el pincel casi seco.IMG_20170915_200845

Como veis las posibilidades son muchas. Pueden servir como caja de galletas, para guardar chuches, para decorar tu mesa de cumpleaños, como jarrón o macetero…

ESPERO HABEROS INSPIRADO.

BAÚL RESTAURADO

Vamos a refrescar este baúl, recuerdo familiar.

Como siempre lo primero es tratar la carcoma. En este caso no parece estar activa pero, aún así, se inyecta Red Demon en todos los orificios.

DSCF0141

Retiramos los barnices antiguos hasta recuperar el color natural de la madera y encolamos las partes desencoladas.

Vamos a conservar el color natural de la madera en la tapa y en el frente, el resto lo pintaremos en blanco pergamino.

Aplicamos dos capas de tapaporos a toda la superficie lijando entre capas. Para el acabado se eligió un barniz satinado incoloro del que también se aplicaron varias capas con un lijado fino entre ellas.

Las zonas que vamos a pintar en blanco se preparan con imprimación. Se retocaron pequeños golpes, que habían pasado desapercibidos, con masilla y se volvió a aplicar imprimación.

Se aplicó el color con pistola lijando entre capas como siempre.

IMG_20170505_130154

Se limpiaron las asas laterales y se colocaron tiradores nuevos. Para facilitar la apertura del cajón se engrasaron los laterales con jabón natural.

Un tocador de princesa

Vamos a reciclar dos piezas distintas uniéndolas en una nueva. Por un lado una mesilla de noche y por otro un copete.

Lijamos, decapamos y aplicamos sellador y dos capas de imprimación blanca.

Antes de ensamblar las dos piezas aplicamos una veladura de color bronce en las patas de la mesilla y los adornos abalaustrados del copete.

Ensamblamos las dos piezas con “No más clavos” y pletinas atornilladas en la parte trasera. Como las piezas han alabeado un poco rejuntamos con masilla.

Colocamos un espejo y rematamos con un junquillo de madera.

Con la técnica del decoupage se colocan unos detalles. Al gusto del consumidor.

Para que todo quede integrado pintamos el sobre con la misma veladura bronce.

Colocamos los tiradores, un retoquillo por aquí otro por allá y…

IMG_20170422_115727